CHARLAMOS CON RAPHAEL ANTES DE SU CONCIERTO EN ALGECIRAS

1739

El 30 de junio lo tendremos muy cerca de Sotogrande, en Algeciras, con su gira ‘Loco Por Cantar’. Los que ya han tenido la suerte de ver el show aseguran que es un espectáculo único, ¿cómo se logra eso de sorprender siempre?

Bueno, el secreto está en las ganas. Ponerle mucha fuerza y mucha ilusión a las cosas. Así, surge ese milagro de sorprender y emocionar. Algo que, además, es impresionante que siga ocurriendo después de tanto años…

Algeciras es la ciudad de Paco de Lucía por lo que se hace imprescindible preguntarle por él como artista y como persona…

Como artista fue una maravilla y como persona doble maravilla, si cabe. Tuve la suerte de conocerlo personalmente muy de cerca cuando estaba empezando porque, casualmente, su hermano, Ramón de Algeciras, tocaba en mis conciertos en el Palacio de la Música de Madrid. Traté mucho con él, era muy grande. Un artista dentro y fuera de los escenarios.

Para su último trabajo, ‘Infinitos Bailes’, se ha rodeado de los artistas más destacados del panorama nacional. ¿Cómo surge este novedoso proyecto?

Infinitos Bailes es la respuesta a esas ganas locas mías de estar siempre con la gente joven. Es, además, el deseo cumplido de los que han participado. Porque he de decir que no fue solo cosa mía. Y, bueno, el resultado nos ha gustado tanto, ¡que vamos a repetir! Ya estamos trabajando en ello. Será algo precioso de nuevo.

Manuel Carrasco, Ivan Ferreiro, Izal, Dani Martín, Bunbury…; ¿qué sintió al leer las letras?

Nadie les dijo: escribir sobre esto o aquello. Sólo se les indicó que hiciesen una letra para Rapahel, de manera libre. Mi sorpresa fue tremenda cuando fueron llegando las canciones. Porque la música, las letras…, todo era precioso e iba perfectamente engranándose con el proyecto que yo quería realizar.

El resultado está siendo un éxito. Tanto, que ya es disco de oro…Un reconocimiento, que se suma a otros 334, 50 de platino y uno de uranio. ¿Dónde está el secreto?

No hay ningún misterio. Solo mucho trabajo. Hay que tener muy clara una cosa. En esta vida, sin esfuerzo, no hay recompensa.

En un mundo como el actual, en el que todo cambia continuamente y lo que hoy es noticia mañana está olvidado, ¿cómo se siente viendo que sus canciones perduran impasibles al paso del tiempo siendo las favoritas de mucha gente joven?

Ten en cuenta que yo, afortunadamente, siempre he estado rodeado de jóvenes. Cuando cantaba con 18 años, mi público era de mi edad. Pero, cuando tuve 30, cantaba para los de 30 y seguía gustando a los de 18…, y, así, ha sido hasta hoy. El público joven siempre ha estado de mi parte. Imagino que es porque soy distinto y no me parezco a nadie…
¿Se considera un adelantado a su época?

Sí. Siempre he sido un adelantado a mi época y moriré así; es mi forma de ser. ‘Mi gran noche’, por ejemplo, tiene más éxito ahora que en su momento…

Usted parece llevar por lema eso de ‘suma y sigue’. Tanto, que, además de la gira y otros proyectos, muchos aseguran su vuelta al cine en 2018…

Bueno, ya volví en 2015 con Álex de la Iglesia en ‘Mi gran Noche’. Ahora, en enero próximo, empiezo nueva peli, así que, sí, la gente me va a tener también en la gran pantalla…

Trabajar tan duro hace que uno se merezca unas buenas vacaciones, ¿para cuándo una visita a Sotogrande?; ¿conoce la urbanización?

¡En cuanto me invitéis! Conozco muy bien Sotogrande. Lo he visitado mucho en otros tiempos con amigos que vivían en la urbanización. He ido a muchas cenas y me encantaba; me lo pasaba muy bien. En general, me gusta mucho la zona. Desde Algeciras a Estepona, donde hasta hay una calle con mi nombre, por cierto… (risas).

Fuera de los escenarios, ¿cómo es un día en la vida de Raphael?

Pues depende. Mira, por ejemplo, si me toca cantar, no hablo. ¡Ni siquiera por teléfono! (risas). Si no tengo concierto, pues me dedico a pintar, que me encanta, y sobre todo, a disfrutar de forma sana de la vida con mis amigos y mi familia.

Ser de los más grandes conlleva compartir vivencias con otros grandes. Seguro que tiene anécdotas muy divertidas en su tintero, ¿podría compartir alguna que guarde con especial cariño?

¿Sabes qué pasa con esto de las anécdotas? Que justo cuando te piden una no te viene ninguna a la cabeza y, después, te llegan todas de golpe… Mi vida es una anécdota diaria. Cada día en un lugar distinto, imagínate; tengo historias para escribir un libro…

Como jiennense no puedo acabar esta entrevista sin preguntarle por nuestra tierra; ¿cómo es la Jaén de Raphael?

Yo, que soy un jiennense de Linares o un linarense de Jaén, ¡qué voy a decir! Me encanta mi tierra. Empezando por su aceite y terminando por mi museo. La gente es maravillosa y me tienen mucho cariño; el mismo que yo a ella. Estoy muy orgulloso de llevar el nombre de Jaén por todo el mundo y seguiré haciéndolo siempre.

 

EN CORTO:

UN LUGAR EN EL MUNDO: Andalucía

Y UNA CANCIÓN, que no sea suya: Una de Manuel Alejandro.

UNA PELÍCULA: Lo que el viento se llevó.

UNA COMIDA: Huevos fritos con patatas. Sin duda.

UNA MANÍA: No hablar si canto, para tener la voz fresca.

UN SUEÑO: No tengo sueños. Cuando quiero algo trabajo para conseguirlo.