Disfruta al máximo del sol

193

Llega el verano, las vacaciones, y con ellas el sol y la playa. Queremos ponernos morenos y que el sol nos ponga ese color bonito de piel, pero… ¡Cuidado! Este astro es el mejor amigo y a la vez el enemigo que está a nuestra vera cada día.

Te mostramos 5 curiosidades para que disfrutes, al máximo posible, la luz veraniega:

A pesar de que en verano es cuando más calor hace, ¿sabías que es el momento en el que el sol está más lejos? Esto se debe a que la inclinación de los rayos solares hace que incidan en mayor medida en las fechas estivales.

¡Nos ponemos más morenos en la playa! Esto tiene una explicación, y es que la arena refleja la luz solar, y por tanto recibimos más radiación y, ¡más color a nuestra piel!

“¡Qué día más feo, hoy no salgo a tomar el sol!”  Error.  Las nubes no tapan completamente el sol, sino que hacen que los rayos solares sean más difusos, provocando que sea difícil ocultarse en la sombra. Así que no dejes de tomar el sol por culpa de las nubes, y que no se olvide la protección. Es muy importante no bajar la guardia, y recordar que el sol es peligroso también en días nublados.

La protección es muy importante. El sol, además de ser una fuente de vitaminas, es un amigo traicionero. Según estudios, en solo 5 minutos se puede sufrir una importante quemadura de piel. Así que precaución y atención al reloj.

Y es que el sol nos convierte en adictos a él y al bronceado. De hecho, un estudio realizado en la Universidad de Harvard, muestra que el sol provoca una actitud similar a la de las drogas. Se producen betaendorfinas que hacen sentir bien y de ahí a la dependencia del sol. Así que, ¡moderación!

Pero no hay que olvidar que la luz del astro rey tiene muchísimos beneficios, fortalece huesos y dientes, mejora el aspecto de la piel, y lo más importante: hace que nos sintamos bien.