Protectoras de animales: una labor para aplaudir

74

Desde La Revista de Sotogrande nos trasladamos a las perreras de la zona, para saber cuál es la situación de los caninos que no son tan afortunados de tener un hogar, en esta época del año.

Llega el verano, las vacaciones y muchos perros sufren los efectos del calor, sin tener un lugar donde refrescarse y abandonados en la calle. Afortunadamente existen organizaciones que se ocupan de ayudar, salvando la vida de estos animales.

Adana es una perrera situada en Estepona, creada hace 8 años por un grupo de españoles e ingleses, y que a pesar de tener un espacio limitado e ingresos procedentes únicamente de la generosidad de la gente, realiza una labor maravillosa.

Prodean, la Protectora de Animales del Campo de Gibraltar, se localiza en La Línea de la Concepción, y en sus instalaciones ya cuenta con más de 500 perros que esperan ser adoptados. La influencia internacional juega un papel muy importante, ya que cada semana muchos caninos son adoptados por habitantes de países como Holanda o Alemania.

Ambas perreras coinciden en el hecho de que a pesar de ser verano, el número de abandonos no crece, se mantiene. De hecho la recogida de estos animales abandonas en la calle se produce durante todo el año, indistintamente del mes en el que nos encontremos. Desde estas organizaciones alertan de la necesidad de una mayor colaboración de instituciones, ya que la mayoría de estas protectoras son de iniciativa personal y no cuentan con los recursos necesarios para realizar una labor a mayor escala.

Desde La Revista de Sotogrande aplaudimos estas iniciativas que luchan por la vida de los caninos.