El teatro de Garrigues se rinde ante la Generación del 27

266

Los versos más desgarrados inundaron en la tarde de ayer, 16 de agosto, la sala de juntas del Real Club de Golf de Sotogrande. El motivo: el homenaje teatralizado a la Generación del 27 realizado por el Grupo de Teatro de Sotogrande, con Antonio Garrigues a la cabeza. Todo un clásico de los veranos en la urbanización…

Desde sus inicios, las ‘tablas’ de Sotogrande han acogido las mejores puestas en escena, de manos de Antonio Garrigues Walker y sus amigos sotograndinos. Amantes del teatro que, al llegar el verano, divertían a los residentes con las más variadas representaciones, llevadas a cabo en el jardín de la familia Garrigues. El propio Camilo José Cela se encuentra entre los espectadores que a lo largo de los años disfrutaron de las Odas de Garrigues. El evento más esperado del mes de agosto, tanto por el número de asistentes congregados en él, como por los (en ocasiones) contenidos (agitadores de conciencias) puestos en escena.

Este verano, el tema fue nada menos que la Generación del 27 y, el escenario, el Real Club de Golf. Toya Arechabala, Carmen Gaytán, Gloria Marroquín, Carmen Vázquez, Tomás Gaytán de Ayala y Carlos Rodríguez Braun, del Grupo de Teatro de Sotogrande, supieron ponerle voz y alma a algunos de los poemas más bonitos escritos por las plumas de esta Generación. Verso a verso, el público se fue entregando, mientras, desde su silla, Garrigues, maestro de escena, contemplaba orgulloso una insuperable teatralización en la que el gran Federico García Lorca ocupó un lugar privilegiado.

Tras  el acto, el nutrido grupo de asistentes disfrutó de una copa de vino en el jardín del Real Club de Golf de Sotogrande, donde el comentario más escuchado fue lo emocionante de una velada con la poesía por bandera.