¿Viajas en Semana Santa? Hazlo conociendo tus derechos

220

 

La Semana Santa está a la vuelta de la esquina y son muchos los ciudadanos que aprovechan estos días de fiestas para hacer algún viaje y desconectar de la rutina diaria. Una de las opciones más frecuentes es la contratación de un viaje combinado, aquél que, como mínimo está constituido por dos de los siguientes elementos: transporte, alojamiento u otros servicios no accesorios, y en el que se incluye todo bajo un precio único.

Para que nada enturbien tus vacaciones y evitar cualquier contratiempo de última hora, en Consumidores AL-ANDALUS nos informan sobre todos nuestros derechos en viajes combinados:

El folleto informativo

Lo primero que hay que exigir es un folleto informativo en el que se recoja toda la información, condiciones y cláusulas relativas al mismo. Conservar este folleto es fundamental, ya que a la hora de realizar el viaje el consumidor podrá exigir todo aquello que se reseñe en este documento.

La contratación del viaje

Antes de iniciar el viaje es fundamental contar con una copia del contrato que se suscribe con la entidad en cuestión; en este sentido, el empresario está obligado a informar, de forma clara y accesible, de las cláusulas del contrato, antes de firmarlo.

Modificación del contrato por parte de la empresa

Si de forma previa al inicio del viaje la empresa modificara las condiciones del contrato suscrito, el consumidor debe saber que en este caso tendría derecho a resolver su contrato sin penalización alguna. Pudiendo elegir entre la devolución de todas las cantidades pagadas u otro viaje de igual o superior calidad. Aquí es importante saber que si el viaje alternativo que ofrecen fuera de inferior calidad, la agencia tendría que devolver la diferencia de precio.

En cualquier caso, los cambios que se producen en el contrato afectan al consumidor en mayor medida cuanto más próximos sean los mismos al inicio del viaje, y por este motivo las indemnizaciones que deben cubrir las agencias son las siguientes:

  • 5 % del total si los cambios se producen entre 2 meses y 15 días antes de la fecha del viaje.
  • 10 % del total si se producen entre 15 y 3 días antes de la fecha del viaje.
  • 25 % del total si se producen en las 48 horas anteriores al comienzo del viaje.

En cuanto a los precios, sólo podrán ser modificados si en el propio contrato se especifica esta posibilidad y sólo en caso de variación de precios de transporte (carburantes, tasas, etc.) Además, la revisión al alza que se realice en los 20 días anteriores a la fecha del viaje se considerará nula.

Suspensión del viaje

 Si la agencia suspende el viaje, el consumidor tendrá derecho a la devolución del importe pagado o a un viaje equivalente, y a la correspondiente indemnización. Pero hay dos casos en los que este derecho no existe: cuando el número de viajeros es menor al previsto y se comunica por escrito con antelación, o cuando la anulación está provocada por causas de fuerza mayor.

En caso contrario, es decir, si es el consumidor el que decide anular su viaje, la agencia tendría que devolver los pagos efectuados hasta el momento, quedando el consumidor, por su parte, obligado a indemnizar a la agencia con los gastos de gestión y anulación, si hubiera, y además tendría que hacer frente a una penalización variable según la antelación con la que lo notificara a la agencia:

  • 5 % del total si se avisa entre 10 y 15 días antes de la fecha de salida.
  • 15 % si se produce entre 3 y 10 días.
  • 25 % si se produce en las 48 horas anteriores a la salida.

Si el usuario no notifica el deseo de anulación, sino que simplemente no se presenta a la salida del viaje, habrá de pagar el importe total salvo acuerdo con la agencia.

El seguro mínimo de viaje

Por último, hay que saber que los viajes combinados incluyen un seguro mínimo, y es obligación de los agentes el informar de las coberturas de éste.

Teniendo en cuenta, que se trata de coberturas mínimas, siempre se podrá optar por contratar un seguro adicional o extra, siendo los más comunes los de cancelación del viaje, o seguro extra de responsabilidad civil, robo, o asistencia sanitaria en la estancia.