¡Cuida tus ojos!

263
cuida tus ojos

 

El cuidado  de los ojos es uno de los capítulos más importantes del gran libro de la belleza. La piel de su contorno es especialmente vulnerable, frágil y diez veces más delgada que la que se encuentra en el resto del rostro. Un mal cuidado o, incluso, el descuido, pueden originar la aparición de ojeras, arrugas, bolsas y otros problemas estéticos que restarán fuerza y expresión a cualquier mirada. Es, por lo tanto, imprescindible mimar nuestros ojos desde jóvenes y ser, sobre todo, constantes con los tratamientos y en las rutinas.

Una de las partes donde primero se manifiestan las temidas señales del envejecimiento es, precisamente, la de los ojos. Según explica el Director Ejecutivo del Departamento de I+D de la firma Clinique, Paolo Giacomoni, a medida que la mujer comienza a producir menos estrógeno natural, la piel pierde su capacidad de retener agua y empieza a volverse más seca, más delgada y fina  y menos firme. Giacomoni argumenta que, debido a la acción de “agresores” internos y externos, las ojeras y la hinchazón pueden aumentar por factores tales como la contaminación ambiental, la exposición al sol, el hábito de fumar e, incluso, por el simple parpadeo. Asimismo, el experto señala, que ciertas deficiencias en la dieta habitual y una fatiga o cansancio excesivos también pueden provocar que esa zona de la piel esté más pálida, o que los vasos sanguíneos se vuelvan más visibles y que la piel se vea más oscura. Además, determinadas situaciones como  el embarazo, la menstruación o el tomar algunos medicamentos también pueden contribuir a la hinchazón y a la formación de zonas oscuras u ojeras.

Cualquiera que sea su causa, las ojeras  y la hinchazón del contorno de los ojos son la principal preocupación de las mujeres en lo que a belleza se refiere. Y es que tan importante es el elegir bien la sombra con la que maquillarse, como el hacerlo sobre unos ojos sin problemas estéticos. Por eso, las grandes firmas de cosmética llevan años desarrollando líneas de productos y, actualmente, es posible conseguir resultados más que sorprendentes.  ¿A qué esperas para empezar a cuidar tus ojos?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

.

 

 

 

 

 

 

 

.