El secreto de la felicidad

275

Un estudio de la Universidad de Glasgow citado en el libro ‘Lykke, en busca de la gente más feliz del mundo’ escrito por Meik Wiking, -director del Instituto Internacional de Estudio sobre la Felicidad-, asegura que ir a trabajar en bicicleta reduce el riesgo de muerte prematura en un 41% y quienes lo hacen tienen alrededor de un 45% menos de riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular. Salimos en busca de algunas de las ciudades españolas a las que acudir en busca de la felicidad:

Málaga

Nada mejor que un agradable paseo en bici hasta el Museo Picasso de Málaga para descubrir una ciudad llena de arte, gastronomía y cultura. Desde allí es muy fácil llegar al Soho, el antiguo Ensanche Heredia de Málaga rebautizado con el mismo nombre que los famosos barrios neoyorquino y londinense. No muy lejos de la casa donde nació Picasso, este revitalizado barrio ha pasado a ser el punto de referencia para la creatividad y el arte urbano. Una ruta en bicicleta por sus calles es la mejor forma de descubrir todos sus grafitis y conocer los pequeños comercios que aquí han abierto sus puertas en el último año.

La ruta ideal en bici discurre por la calle Huerto del Conde, donde una versión del Guernika acompaña a las viandantes hasta el mercado. Sigue por la coqueta arteria de Lagunillas, donde el viajero quedará hipnotizado por un grafiti del cantaor malagueño Eduardo ‘El Chamorra’.

Bici +picnic por un paraíso balear

La encantadora Menorca tiene una de las rutas de ciclismo más hermosas del archipiélago balear, el Camí de Cavalls, un antiguo camino que rodea la isla y permite a los ciclistas descubrir uno de los últimos paraísos del Mediterráneo.

Para recorrer Camí de Cavalls pedaleando, se puede elegir una de las dos rutas principales:

  • Ruta norte: ofrece una gran variedad de colinas, torrentes y humedales con un grado de dificultad medio.
  • Ruta sur: es ideal para los principiantes, ya que el terreno es mucho más llano y homogéneo.

Para organizar un perfecto día de bici y naturaleza, el hotel Barceló Hamilton Menorca ofrece su novedoso servicio de Bicnic, con el que podrás alquilar una bicicleta equipada con un delicioso picnic de calidad gourmet que incluye bocadillos, frutas y bebidas frías.

¿No quieres pedalear? ¡Súbete a una Vespa en Palma de Mallorca!

En el  hotel Barceló Illetas Albatros no solo puedes alquilar una mítica Vespa para recorrer la isla, sino que también se encuentra el punto de partida de una de las rutas que recorre algunas de las mejores playas de Mallorca.

Desde la zona de Illetas se puede tomar la carretera hasta Santa Ponça, uno de los puntos más occidentales de la isla. Recorriendo la carretera Ma-1 se pueden visitar muchísimas calas y playas cristalinas. Pero si el clima no permite tener un día de playa, a menos de 20 kilómetros se encuentra Andratx, una ciudad con mucho encanto, callejuelas estrechas y un bonito puerto, donde se puede aparcar la Vespa y hacer increíbles fotos del paisaje.