Sergio García escribe un nuevo capítulo en la historia de Valderrama

111

Sergio García (-12) ha ganado con autoridad el Andalucía Valderrama Masters gracias una vuelta de 69 golpes y cuatro de ventaja sobre el segundo clasificado, Shane Lowry. El castellonense no parece tener rival en un campo que adora y domina, un recorrido en el que siempre aflora la magia de su mejor juego. Gonzalo Fernández-Castaño ha terminado en quinto lugar empatado y logra su objetivo de mantener los derechos de juego del Circuito Europeo la próxima temporada.

Tan solo Shane Lowry ha sido capaz de amenazar la ventaja de cuatro golpes que García lograba en la segunda vuelta con su espectacular tarjeta de siete bajo par. El irlandés se ha puesto a un solo golpe de la cabeza en el hoyo 13 gracias a los seis birdies sin errores que acumulaba hasta entonces, y a un bogey de su rival en ese mismo hoyo. Luego, Sergio ha hecho birdie en el 14 al tiempo que Lowry firmaba un doble bogey en el 15 con el que perdía sus opciones.

“El error de Lowry me ha ayudado a jugar los últimos hoyos más tranquilo y conservador”, explicaba Sergio García en sala de prensa, feliz por su nuevo triunfo en Valderrama. “A pesar de lo mucho que me gusta este campo y lo bien que se me da, nunca había pensado que podía ganar tres veces, sobre todo después tantos segundos puestos en el Volvo Masters. La gente puede creer que solo por venir está ganado, pero no es así. Valderrama es muy exigente y me siento afortunado por jugar como he jugado”

Esta es la tercera victoria consecutiva de Sergio García en el Andalucía Valderrama Masters, una hazaña con pocos precedentes en el Circuito Europeo: Colin Montgomerie lo consiguió en el BMW PGA Championship 1998 -2000 y Tiger Woods en el Bridgestone Invitational 2005-2007. El valioso triplete es también su victoria número 40 en torneos profesionales celebrados por todo el mundo.

Tras batir hace unas semanas el récord de puntos conseguidos por un jugador en la Ryder Cup (25,5), Sergio García logra en Valderrama su séptima victoria del Circuito Europeo en suelo español después del Open de España 2002, el Mallorca Classic 2004, el Castelló Masters 2008 y 2011 y el Andalucía Valderrama Masters 2011 y 2017.

Es su segunda victoria (SMBC Open de Singapur) en una temporada irregular. “Todo empezó a mejorar en Greensboro. Cambié las varillas de las maderas Callaway y eso me dio un extra de confianza. Además, el trabajo que llevaba haciendo durante todo el año fue dando fruto. Ha habido momentos duros porque era un año Ryder y veía que se me escapaba. Eso es frustrante teniendo en cuenta lo que significa para mí. Durante unos tres meses no salía nada. Lo único que puedes hacer en esos casos es seguir trabajando. Afortunadamente tengo una mujer, una hija y una familia que siempre me apoyan. Gracias a eso ahora estamos en una situación mejor”.

En el top veinte del Andalucía Valderrama Masters han entrado también Gonzalo Fernández-Castaño (-4), quinto empatado, Alejandro Cañizares (-1) y Álvaro Quirós (-1).

“Estoy muy contento con el resultado, ha sido una semana muy larga. Teniendo en cuenta todo lo que había en juego estaba bastante tranquilo. Tenía la sensación de que iba a ocurrir. Hay momentos en que los pasas mal, sobre todo hoy, pero estoy feliz por lograr el mejor resultado de la temporada cuando lo necesitaba”, declaraba Gonzalo.

“Como bien dijo ayer el responsable del vestuario del Valderrama, este campo se diseñó para Sergio aunque no había nacido. Es un campo que se adapta a su juego fenomenal, un campo que conoce, que le encanta y, sobre todo, el punto de inflexión este año ha sido la elección de Thomas Bjørn para la Ryder Cup, ese pequeño empujón que necesitaba”, añadía el madrileño.

El trazado sanroqueño ha respondido de forma espectacular a las inclemencias del tiempo que han obligado a reducir el torneo a 54 hoyos. “La semana ha sido larga pero el campo ha aguantado de forma increíble; con toda el agua que ha caído estaba sensacional. Es uno de mis campos favoritos en todo el mundo, y siempre que se juegue aquí un torneo yo estaré”, comentaba Shane Lowry.

En opinión de Sergio García“es increíble cómo ha estado el campo con la que ha caído, todos en Valderrama tienen que estar orgullosos. Gracias a que el torneo se ha celebrado en Valderrama se ha podido jugar, y se ha podido jugar bien. En cualquier otro campo tendríamos barro hasta el cuello. Ha estado blando, pero en ningún momento pisabas barro. Las calles estaban de maravilla y los greens también, a buena velocidad”.